septiembre 2018

El tiempo pasa para todos y cuando se trata de software mucho más rápido. Lo que hace un año era el framework más novedoso, ahora ya está desfasado… Lo que usábamos para desarrollar nuestras aplicaciones hace 2 años, ahora ni nos lo planteamos de cara a un nuevo desarrollo. Este ritmo tan alto de innovación hace que los sistemas queden obsoletos en menos tiempo del que nos gustaría y el problema es que debemos adaptarnos a los nuevos por temas de seguridad o de funcionalidad. Toda empresa en algún momento ha de migrar sus viejas aplicaciones a otras más modernas para poder aprovechar las nuevas tecnologías (Big Data, Machine Learning, IA,