Machine Learning, el gran impulsor del negocio en la era digital

La transformación digital está cambiando todo en las empresas, su gobierno, organización y la cultura de trabajo. Las empresas se organizan con equipos multidisciplinares que adoptan las metodologías agiles para llevar a cabo sus proyectos. La transformación tiene implicaciones en los procesos y sistemas que deben adaptarse a las nuevas tendencias y enfoques de trabajo, pero también en la organización y la propia definición estratégica de la compañía.

No existe la fórmula mágica para adaptarse a esta transformación, pero una buena forma es a través de alianzas con start-ups, y un factor fundamental es la observación de la adopción de esta en el resto de los sectores. Existen muchas sinergias que pueden facilitar y acelerar determinados aspectos en nuestros procesos, tenemos que aprovechar estas oportunidades y mitigar las amenazas que se presentan con la digitalización.

Encontramos diferentes impulsores de la transformación digital, las nuevas capacidades tecnológicas son la semilla, pero realmente la clave son los cambios en los clientes y mercados que aceleran la implementación de esta en las compañías para adaptarse a esta nueva era. Por otro lado, observamos inhibidores de la transformación digital como son la resistencia al cambio, la cultura o la falta de información de las personas.

Un factor que está siendo determinante en la velocidad de adopción de la transformación digital en nuestras organizaciones es la nueva forma de consumir por parte de los clientes. Según el infome Word Economic Forum (WEF) se pueden sintetizar en 3 factores:

  • Hiperpersonalización de la oferta, nuevos seguros acorde a las necesidades puntuales de los clientes y sus bienes, modalidades abiertas, cambios en las duraciones de los seguros, el cliente decide “encender o apagar” un seguro a lo largo de la existencia de este, seguros en base a actividades concretas y por la duración de las mismas, etc.
  • Mayor protagonismo de la experiencia de cliente, los clientes que compran un seguro ya no solo buscan calidad y precio en el proceso de venta, valoran muy positivamente por ejemplo la calidad del servicio postventa, la proactividad en las comunicaciones por parte de la compañía, o el ofrecimiento de servicios de valor añadido.
  • El cambio radical del concepto de propiedad frente al bien compartido, el cliente prefiere el pago por uso optimizando el consumo y los costes.

En esta era digital el dato se convierte en el bien más preciado. El aumento exponencial de su volumen y la diversidad de estos, fomentada por la creciente interacción con terceros (clientes, empleados, proveedores, etc..) a través de los canales digitales, está abriendo un camino crucial a las técnicas de análisis y estudio que están aportando importantes avances en la mejora de la operativa y automatización de los procesos. Aquí hablamos del uso combinado de técnicas de aprendizaje automático e inteligencia artificial, estadísticas y bases de datos. El aumento de la capacidad computacional, la conectividad y el acceso al dato, así como la mejora de los algoritmos están impulsando estudios en muchas organizaciones con el objetivo de buscar la efectividad y el foco del negocio. Por ejemplo, las mejoras de la conectividad permiten el desarrollo de nuevos servicios y modelos de negocio que generan gran cantidad de datos en tiempo real, cuyo análisis facilita adaptar el servicio o el precio en función del uso.

Las técnicas de machine learning están siendo la mayor palanca actual de la transformación digital. Su uso, hasta hace nada minoritario, se ha extendido hacia todos los ámbitos y está aportando importantes beneficios principalmente por el ahorro de costes y la automatización de procesos como por ejemplo los trámites administrativos de poco valor. Se basa en el uso de patrones para predicciones o para la toma de decisiones que consiguen mejorar el negocio. Es verdad que implica contar con perfiles profesionales especializados en nuevos lenguajes de programación, con gran conocimiento estadístico y arquitecturas tecnológicas complejas. Podemos observar que este será en el futuro, uno de los casos de adaptación de las empresas al nuevo entorno tecnológico y no tanto un nuevo uso o aplicación de la tecnología.

La inversión en las nuevas tecnologías es la clave del proceso de transformación digital. La definición de nuevas arquitecturas de software basadas en soluciones abiertas, el uso de tecnologías disruptivas (blockchain, robots, inteligencia artificial, big data, machine learning, Internet de las cosas, etc.), la evolución de las plataformas hacia la nube, así como los nuevos perfiles profesionales para adaptarse a ellas, son las cuestiones por resolver para la definición de una estrategia empresarial de futuro.

(Ref: Circulo Empresarios 2018, Digital Consumption 2016)

Artículo realizado por Rosa Barragán, Cálculo.