Permite el diseño o modificación de productos de seguros de forma rápida, ágil y flexible, con un coste mínimo, facilitando su puesta en marcha en un plazo muy breve de tiempo.

Potencia la capacidad de innovación y competitividad de las compañías para dar una respuesta rápida a las necesidades del mercado.

Provee de un taller de definición de tarifas, que es la herramienta ideal para el Departamento Técnico.