marzo 2020

Seguros de Vida y pensiones.   La trágica muerte de Kobe Bryant, leyenda de la NBA, de su hija y de otras siete personas en un accidente de helicóptero a finales de enero causó un gran impacto en el sector de los seguros de vida en Estados Unidos. Así es como lo anuncia Janna HErron, editora de Yahoo! Money. De acuerdo con la empresa True Blue Life Insurance, un portal de información y comparador de seguros de vida: “El número de solicitudes y contrataciones de seguros de este tipo se disparó en los días posteriores al fallecimiento de la estrella de cuarenta y un años, el 26 de enero de 2020. El número de solicitudes subió alrededor del 50% el martes posterior a la muerte de Bryant, un 52% el miércoles y un 55% el % jueves, a la vez que la cantidad de contrataciones de los mismos ascendió cerca del 58% el domingo 26 de enero, día del accidente, y aproximadamente el 61% el lunes. Este pico descendió a niveles normales al cabo de una semana.” Superar el malestar con el que la gente tiende a pensar en su muerte ha sido siempre uno de los principales obstáculos a la hora de captar nuevos clientes en seguros de vida. Cuando se produce la muerte de un ser querido o el fallecimiento de una celebridad es el momento en el que las personas se deciden a dar el primer paso. “Uno de los desencadenantes que lleva a la gente a contratar un seguro de vida es el fallecimiento de alguien cercano”, comentó en el artículo de Yahoo Brien Greenberg, fundador y director general de True Blue Life Insurance. “En gran cantidad de llamadas a nuestros agentes se hacía referencia a Kobe.” Los acontecimientos inesperados dan una breve oportunidad a las aseguradoras pero éstas ¿cuentan con la capacidad de reaccionar inmediatamente? Como se menciona con anterioridad, los niveles de solicitudes volvieron a sus cifras habituales tan solo una semana después de la muerte de Briant. La gente se acomoda rápidamente y en su apatía se olvida de la urgente necesidad de proteger a su familia ante la eventualidad de una tragedia inesperada. Las aseguradoras que busquen que los clientes potenciales puedan contratar un seguro de vida y así proporcionarles tranquilidad, deben de ofrecer una buena experiencia digital al contratar. El perfil de cliente en la actualidad espera contar con la experiencia digital que reciben por parte de Netflix o Amanzon: rápida, personalizada e intuitiva. Esta debería darse también en los seguros de vida, al igual que la posibilidad de extender de forma eficaz esta experiencia de venta a otros dispositivos electrónicos y a otros canales. Los agentes deben contar con una visión 360º de los diferentes tipos de cliente existentes y en cada oportunidad de venta poder ofrecerles innovadores productos, y todo ello de forma automática. Los futuros clientes esperan que el mediador comprenda quiénes son y sepa qué les puede ofrecer. Según PropertyCausalty360, los seguros de vida no han sido el único foco de atención surgido tras el accidente de

  El seguro de vida lleva varios años en una situación de decrecimiento del volumen de primas motivado, fundamentalmente, por el estancamiento de los tipos de interés que hace poco atractivo el producto de vida para los consumidores. Además, el entorno regulatorio es extremadamente complejo y no contribuye a que las compañías puedan crecer como es la adaptación a Solvencia II, a IFRS17 o las nuevas tablas de mortalidad, unido a la escasa ambición política destinada a fomentar el ahorro a largo plazo que tendrá sus consecuencias en el futuro ante una población más envejecida y con una esperanza de vida más larga y unas pensiones con cuantías más ajustadas. La jornada presentada por Diogo Moraes Sunyer, Country Manager Spain de Cálculo Sapiens bajo el título ¿Estamos preparados para el reto tecnológico? fue una excelente oportunidad para presentar la nueva etapa de Cálculo de la mano de Sapiens. Unimos la experiencia de 54 años en el mercado español de Calculo con la fortaleza y capacidades de una empresa global como Sapiens presente en más de 25 países alrededor de todo el mundo y con más de 450 empresas como clientes. Diogo Moraes centró su ponencia en los retos a las que se enfrentan las compañías aseguradoras de vida ante la complejidad de la situación de mercado y ante un nuevo consumidor que demanda productos adaptados a él: Productos con mayor rentabilidad en los que el tomador asume el riesgo ligado a la inversión  Adaptados a nuevos segmentos, como la economía del envejecimiento o productos para el pequeño ahorrador, como el desarrollado por Croinscrap Nuevas fórmulas, entre ellas la de la economía colaborativa, como Pensumo, productos ligados a parámetros biométricos o productos on-demand Ante los retos que se plantean, se necesita contar con sistemas informáticos robustos y ágiles que sean capaces de hacer frente a las necesidades actuales y a las oportunidades que brinda el futuro. Las características que deben de tener los sistemas son: Flexibilidad, para adaptar los productos a las nuevas necesidades del consumidor o a los cambios regulatorios. Permitir la integración con insurtech y otros proveedores digitales que faciliten la construcción de una oferta personalizada a través de una capa apificada. Facilitar la digitalización en toda la cadena de valor y la gestión de todos los canales. Permitir un seguimiento de negocio de forma sencilla y extraer todo el valor que tienen los datos. En definitiva, facilitar la toma de decisiones en la empresa al incorporar herramientas de analítica. Poder convivir con los sistemas legacy de la compañía o sustituirlos. Patrick Larnaudie-Eiffel, Chief Digital Officer de CNP Partners en su ponencia “La voz del cliente para diseñar el futuro del negocio de vida"  se centró en la importancia de la propuesta de valor de la compañía basada en la experiencia para el cliente, ya que los productos son bastante parecidos. Hay compañías que han adoptado estrategias exitosas, como es el caso de ZhongAn una aseguradora creada por Ping An, Tencent y Alibaba en 2013 con un modelo completamente digital que cuenta con más de 100