La inteligencia artificial: apuesta de futuro para las compañías de seguros generales

El coronavirus ha afectado en gran medida a la inversión en el consumo de coches u otros bienes, pero a pesar de la crisis que se nos avecina después del COVID19, veremos inversiones en proyectos de inteligencia artificial, ya que esta ayudará a los proveedores de todo tipo de bienes y a las compañías de seguros generales a reducir costes e incrementar los ahorros.

Actualmente, todos ellos están rascando la superficie de esta tecnología emergente, descubriendo cómo aprovechar la inteligencia artificial moderna, y aun así ya aportando un gran valor.

Si profundizamos un poco más sobre ello: ¿cuáles son los objetivos principales de las compañías de seguros generales hoy en día?

• Analizar bien el riesgo por múltiples factores

• Conseguir una suscripción más rentable y segura

• Evitar el abandono y conseguir un índice alto de retención

• Identificar eficiencias operativas

La inteligencia artificial (IA) nos puede ayudar con cada uno de estos objetivos y aportar aún más. Las compañías pueden hacer uso de la IA para examinar conjuntos de datos muy grandes y optimizar los procesos, revisar datos de negocio y carteras, analizar la siniestralidad, analizar riesgos y automatizar la toma de decisiones… todo a una velocidad y a un nivel de precisión que ningún ser humano puede acercarse.

Algunas áreas de gestión de los seguros específicas donde la IA se puede aplicar de manera efectiva son:

• Precios – comprender mejor al comprador de seguros en cada una de las líneas de negocio y luego usar la información para realizar una oferta más personalizada, más competitiva y basada en la necesidad real.

• Cobertura – tomar ventaja, a través del Internet de las Cosas (IOT), para conseguir información relacionada con la línea de negocio a asegurar tanto para los clientes potenciales como en las renovaciones.

• Control de indemnizaciones: automatizar los pagos y procesos repetitivos, para liberar recursos valiosos y asignarlos a tareas de valor y tener así procesos más ágiles. Con esto conseguiremos aumentar la satisfacción del cliente y fortalecer la imagen de marca.

• Detección de fraude: detectar anomalías puntuales e identificar información falsa cuanto antes. Esto es muy importante para las compañías de seguros ya que la tasa de fraude sigue creciendo en España, según publican las principales compañías del sector, estando próximos al 50% de los casos declarados, siendo especialmente importante en el caso de os siniestros de autos.

El uso de la IA puede ser un cambio de rumbo para las aseguradoras hoy y su impacto en el futuro irá creciendo a medida que madure. Una apuesta por la inversión en proyectos de IA es el movimiento inteligente para las compañías de seguros generales.

Rosa Barragan.  Directora de Preventa en Cálculo