core asegurador Tag

  Rodrigo Rueda, con más de 20 años de experiencia en el sector seguros se incorpora como Director Comercial en Cálculo (compañía del grupo Sapiens).     Sapiens International Corporation, (NASDAQ y TASE: SPNS), líder internacional en soluciones de software para el sector asegurador y presente en España a través de su filial Cálculo SA, anuncia hoy la incorporación a la compañía de Rodrigo Rueda, experto en el sector seguros, como Director Comercial. Rodrigo cuenta con más de 20 años de experiencia técnica y de gestión en el sector de seguro. Aprovechará su dilatada experiencia para encabezar las ventas de Sapiens en el mercado ibérico, ampliando la presencia de Sapiens en España y Portugal.   Rodrigo se incorpora a Sapiens con una trayectoria de éxito en la definición, construcción y venta de plataformas de seguros, así como en el mundo de la consultoría, lo que le ha permitido tener una visión general del negocio asegurador. Y es que “el seguro es una necesidad que todo el mundo quiere pero que nadie la encuentra como prioritaria, por tanto, debe estar embebida en el producto objetivo del cliente y en el servicio prestado”, afirma Rodrigo.   "Con la incorporación de Rodrigo damos un nuevo paso adelante en nuestra apuesta por el mercado ibérico, en el que estamos desarrollando nuestros productos y servicios locales e incorporando las soluciones y el know how de Sapiens internacional que mejor se adaptan a nuestra región", afirma Diogo Moraes, Country Manager de Sapiens para Iberia. "En Sapiens hemos contratado a un profesional de ventas experimentado con un gran conocimiento en la modernización de los procesos de seguros y los sistemas de información, así como en la aplicación de estrategias de digitalización. Estas habilidades serán cruciales para hacer crecer y mejorar nuestra oferta en la región de Iberia”, dice Rosa Barragán, directora de Offering & Marketing de Sapiens España.   Rodrigo se une en un momento de significativa expansión para Sapiens en el mercado ibérico. La compañía adquirió hace un año Cálculo, empresa española líder en tecnología para seguros.   "Sapiens es una compañía que cubre una necesidad de la industria aseguradora: vende tecnología desde el conocimiento del negocio. Creo que es la base de las relaciones para entender las necesidades reales de la industria”, afirma Rodrigo. “Poco a poco acompañaremos con nuestras soluciones a la industria a virar hacia un negocio más transversal, ayudando a encontrar nuevos nichos de negocio”.   Sapiens proporciona a las compañías soluciones de software de gestión integral de seguros de Vida y No Vida,  basadas en la nube, además de herramientas digitales que necesitan las compañías para seguir siendo competitivas y diferenciales en un mercado cada vez más innovador. Mediante asociaciones estratégicas junto con la contratación de las personas con mayor talento, Sapiens aumenta sus capacidades para ayudar a las aseguradoras a digitalizar eficazmente los modelos de negocio tradicionales y proporcionar a las aseguradoras del mercado ibérico las herramientas que necesitan para ofrecer el mejor servicio a sus clientes. Con el mercado ibérico identificado como un área preparada para un rápido crecimiento, las soluciones de Sapiens

  "El mayor peligro en tiempos de incertidumbre no es la incertidumbre en sí misma, sino actuar con un pensamiento de ayer"   - Peter F. Drucker     En el tsunami provocado por la COVID-19, las aseguradoras se han centrado en tres tácticas clave que les permite prepararse para lo que está por llegar: responder, recuperarse y prosperar. Los analistas informan que las pérdidas de ingresos mensuales por la interrupción de la actividad laboral podrían alcanzar los 203.000 millones de dólares.  Así, las aseguradoras que tienen una visión de futuro deben adaptarse rápidamente y tratar de detectar el lado positivo de la oportunidad.    La pandemia ha afectado significativamente a las aseguradoras en general, pero a las aseguradoras de No Vida en particular. Se ha creado una legislación que exige a las compañías de seguros cubrir las pérdidas por la interrupción de la actividad laboral debido a la pandemia, el cierre forzoso de negocios y los confinamientos obligatorios.    El panorama actual trae a la memoria la situación del sector asegurador tras el 11S, cuando algunas empresas pagaron más de un millón de dólares por la cobertura antiterrorismo. Esta vez, las compañías de seguros han reaccionado con rapidez, introduciendo una normativa centrada en las restricciones a las pandemias, los virus, la interrupción de las actividades comerciales/gastos extraordinarios, y el aumento de las franquicias y las retenciones. Sin embargo, ciertas tendencias pueden acelerarse a causa de la crisis:    Digitalización acelerada: El distanciamiento social ya ha impulsado un mayor uso de las tecnologías y los entornos digitales. Es probable que haya más empresas de nueva creación que sean digitales o nativas de la nube, lo que acelerará aún más las tecnologías emergentes. Es necesario mejorar las capacidades digitales para permitir la virtualización de los equipos de trabajo posterior a esta crisis para las aseguradoras y sus clientes.    Mayor virtualización de los equipos de trabajo: Muchas organizaciones ya se han adaptado a trabajar a distancia a través de canales virtuales de comunicación y colaboración, siendo poco probable que se revierta por completo. La COVID-19 también ha impulsado un mayor uso de diferentes modelos empresariales, como la telemedicina y los seguros basados en atención al usuario. La subcontratación y los acuerdos siguen utilizándose cada vez más debido a la adopción generalizada del trabajo en remoto y a la continua presión en para la reducción de costes.    Implicaciones del modelo de negocio: Se da una mayor atención a los gastos, ya que la adopción de lo digital pesa sobre los costes laborales de cada empleado. Las aseguradoras centran sus fuerzas en reducir el tiempo de lanzamiento de productos al mercado, tratando de aumentar la cuota de mercado superando a los competidores con mejores productos, coberturas y precios. Se centran en hacer eficientes los procesos y tecnologías de fondo para permitir agilidad en la gestión de siniestros y flexibilidad de resolución.    Mayor responsabilidad empresarial: La adopción de medidas orientadas a hacer lo correcto en el contexto de la COVID-19 no sólo se aprecia más, sino que también se está convirtiendo en una apuesta segura para los usuarios. El aumento de la actividad entre los consumidores y los empleados podría impulsar un mayor alineamiento con el objetivo de la compañía.    Aparición de nuevos ecosistemas: Es probable que la interrupción de la cadena de valor dé lugar a nuevas asociaciones, lo que puede hacer que las organizaciones inviertan más en el desarrollo de la agilidad para colaborar entre distintos sectores.    Aunque el seguro es un mercado basado en productos básicos, todavía depende de las relaciones humanas cuando se trata de desarrollar programas de seguros de no vida y seguros a largo plazo. Las aseguradoras deben ser ágiles y estar preparadas para nuevos enfoques de garantías, productos y perfiles de riesgo en todas las áreas comerciales. Examinemos algunas de las áreas de negocios que han sido impactadas por la pandemia donde las aseguradoras han

    Mercedes Sánchez. Consultora estratégica de negocio en CALCULO SA Si los últimos 10 años se han caracterizado por la progresiva digitalización de la sociedad desde el momento en el que los dispositivos inteligentes los llevamos con nosotros, los próximos años se van a definir por la convergencia de tecnologías exponenciales cuyo efecto multiplicador y acelerador provocará cambios, quizá insospechados, en la sociedad, en los consumidores y en todas las industrias. Las plataformas digitales que ha transformado sectores como el entretenimiento, los viajes o el alojamiento, basan su éxito en aprovechar inteligentemente toda la información que como clientes vamos dejando en páginas Web, Redes sociales y otros medios, para proponer soluciones sencillas, apropiadas y adaptadas a cada persona. Y nos hemos acostumbrado a ello. Si queremos ver una película o una serie, nada más fácil que la recomendación que para mí hace Netflix. Si queremos comprar una aspiradora, nada más fácil que entrar en Amazon y sumergirnos en un espacio de personalización, comodidad y rapidez. Dentro de todas las tecnologías emergentes (AI, Big Data, Blockchain, IoT), es probablemente la IA la tecnología que tendrá un mayor impacto, la que vertebra a todas las demás. Es la tecnología que nos permite extraer conocimiento con su gran capacidad para modelar, predecir y automatizar a partir de la información que se recoge en distintos medios. Las compañías aseguradoras tenemos muchos datos. Datos del propio cliente, de los bienes que asegura, pero también, de que productos para los que ha solicitado un presupuesto y que no ha contratado, de los hijos que tiene o si va al médico con frecuencia. Información estructurada y ordenada en nuestras bases de datos, pero también información no estructurada y recogida en comentarios, emails, llamadas de teléfono, encuestas y otras múltiples fuentes externas que podemos utilizar. Además, no solo tenemos datos, sino que estamos acostumbrados a trabajar con ellos y sacar información precisa y valiosa para predecir el riesgo. Siendo esto así, y en un sector donde el producto es, en una parte importante, el servicio, tal riqueza de información debe de llevarnos a aprovechar las múltiples posibilidades de desarrollo que se nos presentan, alimentando una relación más fluida y personal con nuestros clientes y ofreciendo productos adecuados, para afrontar los cambios y retos del futuro. Ahora bien, ¿cuáles son los retos a los que se enfrenta la industria aseguradora? El reto fundamental, aunque no el único, viene motivado por los cambios en las expectativas del cliente. El cliente espera que le “recomendemos” productos que estén pensados para él, más personalizados y que tengan en cuenta su estilo de vida, junto con productos más flexibles, en los que es el cliente el que activa las coberturas de su seguro cuando lo necesite. Los productos basados en Iot y los productos on-demand son nuevas formas de aseguramiento que han llegado para quedarse. Pero no solo es el producto el que se está transformando, también el servicio. La gestión del siniestro está ganando en agilidad e inmediatez y una compañía como Lemonade nacida en 2015 y que ya cuenta