VIII Edición Entrevista del mes de Cálculo

Entrevista a Carlos Martín, Director General de Almudena Seguros

Edición noviembre 2020

 Carlos Martín, Director General de Almudena Seguros

 

El año 2020 está siendo un año muy complicado en todo el mundo y en todas las industrias debido al impacto de la COVID-19. La industria aseguradora está sufriendo un retroceso en facturación, pero manteniendo los niveles de solvencia. ¿Cómo lo hace? Este mes entrevistamos a Carlos Martín, Director General de Almudena Seguros.

 

Carlos, ¿Cuál crees qué son los retos que tiene en este momento la industria aseguradora?

En Almudena, como parte de esa industria, nuestros mayores retos podríamos agruparlos en dos grandes bloques y por este orden de prioridad:

1º) Lograr que los servicios que reciben nuestros clientes (no exclusivamente en el momento del siniestro, sino en toda la relación con la Compañía) sigan siendo percibidos con el mismo nivel de excelencia que perseguimos, a pesar de los cambios conductuales a los que nos ha obligado la pandemia. En Almudena estamos cerca de nuestros clientes cuando más nos necesitan y, en estas circunstancias, resulta mucho más complicado.

2º) Ser capaces de entender cómo evolucionan las necesidades de nuestros clientes, actuales y futuros, para poder poner a su disposición (donde, como y cuando quieran) unos productos que den solución a sus necesidades de aseguramiento a un precio competitivo, y todo ello, con la complejidad que entraña equilibrarlo con una cuenta de resultados saneada y una solvencia holgada, especialmente en un entorno de tipos de interés tan bajos como el que nos acompaña desde hace varios años, y que parece que se va a prolongar durante bastante tiempo más.

 

¿Cómo la tecnología puede ayudar a las compañías aseguradoras a afrontar el futuro?

En mi opinión, más allá de hacer más rápidos y eficientes la mayoría de los procesos que componen la actividad aseguradora, la mayor ayuda puede venir de una explotación óptima de los datos que nos permita tomar decisiones ágiles e inteligentes, además de permitir que la relación del cliente hacia la aseguradora, y de ésta hacia él, pueda llevarse a cabo de una forma más flexible.

 

Y en el ramo de decesos, ¿la tecnología está permitiendo que las compañías puedan ser más eficientes y ágiles? ¿Cuáles son los planes del área de tecnología de Almudena seguros para los próximos años?

Sin duda, sin el desarrollo tecnológico que el sector ha ido implantando no se habría mejorado en eficiencia, y de no haber dispuesto de la tecnología actual, el impacto de la pandemia y de sus efectos colaterales como el del confinamiento habría sido brutal. En Almudena, escogimos el año pasado a Cálculo como socio tecnológico para afrontar el camino hacia la evolución y transformación digital, y nuestros planes en el área de tecnología se centran en completar la migración de nuestro negocio al ERP e-tica (desarrollado por Cálculo), en reforzar la seguridad frente a ciberdelitos, y en mejorar todo lo relativo al análisis de datos y a la inteligencia de negocio.

 

Decesos muestra una salud envidiable en los últimos años, incluso en épocas de crisis no ha dejado de crecer. ¿Cuál es el motivo? El seguro de decesos tiene un cierto componente anticíclico en épocas de crisis, por lo que respecta a la cobertura de una necesidad económica en un entorno económico adverso; y a su vez, en épocas de bonanza, sigue despertando el interés de los clientes por lo que supone la ayuda y la cercanía de la compañía en un momento en los que las familias deben estar a otras cosas, y no ocupándose de organizar el sepelio de un ser querido, haciendo abstracción incluso del coste que suponen las prestaciones funerarias.

 

¿Cómo es el perfil de cliente que contrata este tipo de seguros? ¿Cuáles son sus motivaciones y preferencias? ¿son distintas a las del cliente que lleva muchos años en cartera?

No hay un prototipo para definir a nuestros clientes, aunque sí se puede afirmar que la inmensa mayoría tienen en común que aseguran a toda la unidad familiar. Aunque para una base importante de clientes la prioridad es obtener una protección en términos económicos, como he dicho antes, cada vez tiene más peso en la decisión de contratar un seguro de decesos el componente de servicio. Al menos en Almudena, al referirnos al componente de servicio no lo hacemos exclusivamente por el servicio fúnebre, sino también todos los servicios, relacionados o no con el fallecimiento, que llevan incorporados nuestras pólizas.

 

¿Cómo va a recordar el año 2020 desde su experiencia como profesional en una compañía especializada en decesos como Almudena?

No sé cómo voy a recordar este 2020 porque mi recuerdo puede que no se parezca a mi impresión actual, puesto que estará condicionado por cómo sean los siguientes años, pero sí que sé cómo me gustaría recordarlo. Ahora mismo, el recuerdo más inmediato de lo transcurrido de este año es, por una parte, muy triste por los dramas personales que todos hemos vivido con mayor o menor cercanía e intensidad por el hecho de afectar a clientes, amigos y/o familia; y por otra, como un año en el que supimos adaptarnos con una rapidez asombrosa y en el que nuestros empleados y agentes respondieron de una forma responsable y comprometida para minorar esos dramas. Pero realmente me gustaría poder recordar dentro de muchos años que 2020 fue un año trágico, a la par que hizo que surgiera lo mejor de nosotros mismos, como empresa y como personas, y que todo ello supuso una catarsis que nos hizo retomar valores casi olvidados de solidaridad y de compromiso con los demás que ayudaron a una recuperación de los niveles de seguridad, de bienestar y de contacto personal previos a la pandemia.

 

#entrevistadelmes #calculosa #seguros #transformaciondigital